Pídeme y te daré
por herencia las naciones...

Si nosotros siendo malos, sabemos dar cosas buenas a nuestros hijos, cuanto mas nuestro Padre...

Soy mas fuerte en
mi naturaleza, que en mi oficio...

Porque fuimos escogidos desde antes de la fundación del mundo...

LAS CUATRO TRAMPAS

Roberto Corado (robertocorado) on Nov 26 2013

Estudio Apostólico: “Las Cuatro Trampas”

INTRODUCCIÓN

Todo aquel que forma parte del pueblo de Dios y quiere seguir los pasos de Jesús hacia la patria celestial, se enfrenta a la resistencia del medio donde ha vivido siempre. Es similar a la resistencia que los israelitas encontraron al inicio de su éxodo del territorio gobernado por faraón.

El Padre busca adoradores Jn 4:23; y situaciones como: querer adorar a Dios sin salir de las obras de la oscuridad; querer seguir al Señor Jesús pero conservando algunas cosas que a Él no le agradan; querer adorar a Dios solos abandonando a la familia; o bien, querer adorar a Dios sin ofrendar de los bienes que Él mismo ha dado, son todas realmente trampas del mal del príncipe de éste mundo, el diablo, para evitar que el pueblo de Dios encuentre el camino que le conduce hacia la verdadera libertad y especialmente hacia la entrega de su adoración al Padre.

DESARROLLO

El ejemplo Dios lo ha dejado plasmado para nosotros, en los capítulos ocho al diez del libro del Éxodo, en donde son identificables cuatro trampas, de las cuales hay que cuidarse. Especialmente porque la figura apunta a su cumplimiento en los tiempos finales, en los cuales usted, amado hermano y su familia, han comenzado a vivir.

Póngase atención en que faraón no se oponía a que fueran al desierto a adorar, solamente les ponía condiciones que le llevarían a mantener cautivo al pueblo de Dios.

Los adoradores están expuestos a varias trampas:

1. Primera trampa: pueden adorar sin salir de Egipto.

La primera trampa queda a la luz cuando les indica que pueden ir a adorar, pero que lo hicieran dentro del país, Egipto Ex 8:25-26.

Si Egipto representa el mundo y el dominio del mal, esta situación equivale a querer adorar a Dios, pero sin dejar las cosas mundanas y el que es amigo del mundo es enemigo de Dios.

Lo anterior representa vivir en un evangelio falso, de comodidad, con maestros mentirosos y ministros flojos, religiones ecuménicas que pretenden llegar a Dios por cualquier camino. Iglesias que no llevan a la libertad en el Espíritu Santo, abandonando la maldad y el pecado, están cooperando con esa primera trampa.

Todo aquel que se resista a abandonar sus viejas costumbres, la vana manera de vivir heredada de sus padres, sin buscar apartarse del mundo para consagrarse a Dios, está cautivo en la primera trampa. Moisés dijo no a faraón porque corría el riesgo de morir apedreado por los egipcios. Cada quien decide en libertad. Pero quien conoce a Cristo y no abandona las obras del mundo y de la carne, está en riesgo de condenación.

Parte de la primera trampa puede ser el ecumenismo, representado en la figura de los gabaonitas que engañaron a Josué Jos 9:3, cuando conquistaba la tierra prometida.

Notemos:

1.1 Cuidado con el Ecumenismo:

Los gabaonitas, estaban en la lista de pueblos que debían ser destruidos por Josué. La iglesia de los últimos tiempos será como Josué, con gran poder para hacer la guerra. Josué es tipo del Espíritu Santo. Dios separará a su pueblo de toda contaminación, por ejemplo recomienda: salid de ella pueblo mío. Ap 18:4

1.2 Las falsas coberturas y la verdadera: Los gabaonitas pusieron en sus asnos sacos viejos Jos 9:4, representación de una falsa cobertura. Para entrar a Jerusalén, al borrico le pusieron los mantos apostólicos, cobertura verdadera. Aparentando tener cobertura, siendo falsa, se aliaron a Josué.

1.3 Los pactos y doctrinas antiguas: Los gabaonitas se presentaron a Josué con sandalias gastadas y remendadas Jos 9:5. Esto es representación de pactos antiguos con doctrinas obsoletas, fuera de su momento y tiempo. Por eso los legalistas están fracasando.

Las sandalias representan el evangelio de la paz. Las que están gastadas y remendadas no traen paz, ya no sirven para caminar.

1.4 Mensajes sin unción: Los gabaonitas llevaban pan viejo, seco y desmenuzado Jos 9:5, representación de mensajes fuera del tiempo de Dios, que no traen la verdad presente para la iglesia, sin unción, basado en referencias individuales sin tomar en cuenta el contexto de la Palabra. Este ya no es pan que alimenta. La Palabra de Dios es como el maná que bajaba cada día desde el cielo, siempre fresco y apropiado para llenar la necesidad del Pueblo de Dios.

2. Segunda trampa: El evangelio pero de lejos.

Una segunda trampa se revela luego cuando faraón le indica a Moisés: vayan a adorar, sólo que no vayan muy lejos. Ex 8:28

Este es un evangelio de tibieza. Aquellos que quieren estar con Dios, pero sin meterse mucho, que buscan posiciones pero de lejos; ante el compromiso de una vida santa en Cristo Jesús, han caído en esta trampa. Viven su vida sin intimidad con Dios, descuidan la lectura de la Palabra y aún consideran otras actividades de la vida diaria en primer lugar, abandonando con frecuencia sus congregaciones, única oportunidad en la cual rinden culto a Dios y reciben el alimento espiritual para su alma y su espíritu.

Cuando la televisión, el trabajo o los entretenimientos nos separan de Dios, estamos en una trampa del mal. En este punto hay que afianzarse en que no fue un espíritu de cobardía el que hemos recibido de Dios, sino de poder, amor y dominio propio 2Tim 1:7.

Contra ésta trampa, notemos:

2.1 El que quiere intimidad debe separarse de lo terreno:

Moisés había dicho a faraón, caminaremos tres días por el desierto Ex 8:27. Y Jesús mostró la relación que debemos tener con Él en tres niveles, presentados en las tres posiciones de la barca de Pedro, antes y durante la pesca milagrosa Luc 5:2-6.

Veamos que es como un proceso:

a. Jesús desconocido:La barca atada a la orilla.

En la playa, la multitud se agolpaba para escuchar la Palabra de Dios y Jesús desconocido se sube a la barca de Pedro. Es la dimensión de la multitud, el anonimato, aquí no se produjo el milagro. La barca anclada, representa las ataduras terrenas que no nos dejan tener intimidad con Dios.

b. Jesús el Maestro:La barca un poco adentro.

Jesús le dice: apártala de la tierra un poco, entiéndase: suelta las cosas del mundo. Entonces, sentado enseñaba a la multitud. Para que seamos enseñados hay que separarse de las ataduras terrenas. Pedro reconoce a Jesús como maestro, ya no un extraño, pero todavía Jesús no le había hecho el milagro.

c. Jesús Señor: La barca mar adentro.

Conducido por Jesús, Pedro pescó tal cantidad, que cayó a los pies de Jesús, reconociendo su señorío. Pero esto no se produjo en la tierra ni un poco adentro, sino buscando la profundidad del mar, que representa la relación de intimidad con el Señor, dejando las cosas terrenas.

2.2 El remedio para la tibieza: Oro, vestiduras blancas y colirio.

El peligro de la tibieza es que se corre el riesgo de ser vomitado, a la manera como Jesús se lo indica a la Iglesia de Laodicea Ap 3:15-18. Porque Él conoce las obras tibias. El tibio piensa que es rico y no tiene necesidad de nada. Tipifica hermanos que siempre están bien, olvidándose que de los pobres de espíritu es el reino de los cielos. Mat 5:3

Aquel que está en tibieza oculta la verdad: realmente es miserable, digno de lástima, es pobre, ciego y desnudo.

Para salir de la tibieza se necesita: Ap 3:18

• Comprar oro refinado: la fe se prueba como el oro en el crisol 1P 1:7. Significa prueba. Pero comprarla representa que hay que pagar un precio, es del sufrimiento que conlleva la prueba de la fe.

• Vestidura blancas: Representa la limpieza de pecado por la sangre de Cristo Ap 7:13-14, que viene cuando hay ministración y confesión del pecado en nuestras vidas. 1Jn 1:7-9

• Colirio para ungir los ojos: Es la sanidad del ojo malo Mat 6:22-23; 20:15, que se ocupa solamente de ver el mal, llenando de oscuridad el ser interior.

3. Tercera trampa: La desintegración familiar.

La tercera trampa se descubre en la condición que imponía faraón, acerca de ir a adorar, pero solo los hombres Ex 10:9-11. Algo tremendo, porque significa la desintegración de la familia.

Cuando a la congregación llegan solamente los esposos o las esposas, descuidando la asistencia de los demás miembros de la familia, se está cayendo en una trampa diabólica.

Cuando la familia no persevera unida en los caminos del Señor, hay problema: todavía hay cautividad.

Al respecto, los ministros deben tener la misma posición de Moisés, que fue muy claro: Iremos con nuestros jóvenes y nuestros ancianos; nuestros hijos y nuestras hijas; con nuestras ovejas y nuestras vacadas iremos, porque hemos de celebrar una fiesta solemne al Señor.

Solo los varones o solo las mujeres en la adoración a Dios, no está bien, es un engaño. Dios quiere familias unidas.

4. Cuarta trampa: Las manos vacías.

La cuarta trampa podría llamarse del evangelio de las manos vacías. Faraón les dijo. Vayan a adorar, pero no lleven bueyes ni ovejas, vuestras ovejas y vuestras vacadas se quedan aquí. Significa que quería conservar el dominio de los bienes familiares.

Aquí puede ser que la familia ya persevere unida, pero a la hora de ofrendar a Dios o cumplir con el diezmo ya no les gusta y se quedan sin hacerlo. La adoración sin diezmo ni ofrenda es realmente una trampa. Moisés lo sabía bien y respondió: También tienes que darnos sacrificios y holocaustos para que sacrifiquemos al Señor, nuestros ganados irán con nosotros; ni una pezuña quedará atrás; porque de ellos tomaremos para servir al Señor nuestro Dios. Ex 10:24-26

La ofrenda a Dios tiene poder y el diezmo es realmente un arma de guerra espiritual Mal 3:8-11. Primero se hace caso omiso de la recomendación de faraón, y se opera en obediencia a Dios. Entonces El opera en bendición, reprende al devorador, abre las ventanas del cielo y derrama bendición.

 CONCLUSIONES

• Aquellos que quieren alcanzar plena libertad en la adoración para Dios, deben salir de las cosas del mundo. Esto se da en un proceso de búsqueda de intimidad cada vez mayor con Jesús.

• El ecumenismo y el seguimiento de la tradición pueden esclavizar al pueblo de Dios e impedir que lleguen a la verdadera adoración para Él.

• Aquellos que buscan a Dios pero no quieren asumir el compromiso de santidad y consagración que implica una vida cristiana, están en una trampa de tibieza.

• Las familias deben buscar a Dios en unidad. Cuando los miembros de la familia no se congregan en unidad, todavía hay interferencia del enemigo y es una trampa. • La ofrenda material es parte de la adoración para Dios, aquellos que no ofrendan tienen todavía cautivas sus riquezas bajo dominios de faraón.

Recientemente:

ESCUDO PROTECTOR ESCUDO PROTECTOR
Estudio Apostólico: “Escudo Protector”

GUERRA DE SIMIENTES GUERRA DE SIMIENTES
Estudio Apostólico: “Guerra de Simientes”

Anteriores:

LA PLENITUD DE LOS TIEMPOS LA PLENITUD DE LOS TIEMPOS
Estudio Apostólico: “La Plenitud de los Tiempos”

LA PRUDENCIA LA PRUDENCIA
Estudio Apostólico: “La Prudencia”

Regresar


 

Sin Apóstoles no hay misterios revelados...

Apóstol Alex González