Pídeme y te daré
por herencia las naciones...

Si nosotros siendo malos, sabemos dar cosas buenas a nuestros hijos, cuanto mas nuestro Padre...

Soy mas fuerte en
mi naturaleza, que en mi oficio...

Porque fuimos escogidos desde antes de la fundación del mundo...

HABLANDO BIEN

Roberto Corado (robertocorado) on Jul 02 2015

Estudio Apostólico: “HABLANDO BIEN”

INTRODUCCIÓN

Hemos sido enseñados y hemos leído en la Palabra acerca del poder que tiene nuestra boca, en ella está el poder de la vida y de la muerte. En este estudio nos enfocaremos en la naturaleza o la esencia espiritual del hablar. Comprenderemos a cabalidad de donde viene ese poder de transformar y de hacer, por medio de algo aparentemente fácil y sencillo, el hablar bien, una palabra.

DESARROLLO

Con el fruto de su boca el hombre sacia su vientre, con el producto de sus labios se saciará. Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto. Pro 18:20-21

Si notamos, nuestro vientre espiritual necesita estar lleno o saciado; depende de nuestra manera de hablar, que se encuentre saciado de vida o de muerte. Si al día de hoy, nuestra forma de hablar es negativa o pesimista, de esto estará saciado nuestro vientre; entonces es necesario cambiar nuestra manera de hablar creyendo y diciendo que todo es posible en Él, para que nuestro vientre se mantenga saciado de fe y de milagros realizados por el Padre.

Veamos que, para salvarnos, el Padre envió a su Palabra en Jesús, para enseñarnos la manera de hablar en su reino. Jesús venía hablando de una forma que no se conocía hasta ese momento. Hablaba de milagros, hablaba parábolas, y todo lo que decía, se aseguraba que fuera lo que el Padre quería que dijera; el venía hablando de parte del Padre y su reino.

Quien entiende el lenguaje del reino, obtiene todos los beneficios del reino del Padre. Apóstol Alex González.

El único que ha entendido en su totalidad el lenguaje del Padre es el hijo Jesucristo, y vino a la tierra para que todos los demás hijos del Padre, nosotros, pudiéramos entenderlo también y gocemos de todos los derechos que tenemos como hijos en su reino.

Entonces le decían: Tú, ¿quién eres? Jesús les dijo: ¿Qué os he estado diciendo desde el principio? Tengo mucho que decir y juzgar de vosotros, pero el que me envió es veraz; y yo, las cosas que oí de Él, estas digo al mundo. Y no comprendieron que les hablaba del Padre. Por eso Jesús dijo: Cuando levantéis al Hijo del Hombre, entonces sabréis que yo soy y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo estas cosas como el Padre me enseñó. Y el que me envió está conmigo; no me ha dejado solo, porque siempre hago lo que le agrada. Al hablar estas cosas, muchos creyeron en Él. Jn 8:25-30

El Hijo es el traductor del Padre. Apóstol Alex González

Por su palabra fueron levantados los enfermos, fueron hechos muchos milagros, tormentas le obedecían, secó a la higuera; podemos interpretar entonces, que con ese poder Jesús pudo hacer muchas maravillas; esas mismas cosas podemos realizarlas el día de hoy si usamos el poder que hay en nuestras palabras.

Las señales deben seguir a las palabras. Entonces podemos concluir, que depende de nuestras palabras poder estar saciados o no; o depende de nuestras palabras de que esté saciado nuestro vientre espiritual.

La Palabra es el origen de todo poder. Apóstol Alex González

El diablo siempre ha querido cambiar el lenguaje del reino en los hijos para que no reciban los beneficios que el Padre quiere darles. De esta manera fue cuando tomó a la serpiente para engañar a Eva en el huerto del Edén. El objetivo del diablo era cambiar la palabra en sus bocas para cambiarles el sistema que el Padre les había entregado para vivir y ser felices.

Notemos que el diablo nunca utilizó malas palabras o vulgaridades para hablar a Adán y a Eva, era una manera sutil de hablar pero con poder, para confundir, para derrotar, para sacarlos del orden del Padre.

Concluyamos entonces que para hablar no es necesario hablar con palabras soeces, vulgaridades o malas palabras. Si hablamos mal o maldecimos, estamos hablando mal, fuera del sistema que el Padre quiere que estemos. En el sistema de Él la palabra bien dicha es muy importante. Puede declarar fe, desata poder, transfiere bendición.

Notemos lo siguiente en la manera de hablar de Pedro:

Pedro estaba sentado fuera en el patio, y una sirvienta se le acercó y dijo: Tú también estabas con Jesús el galileo. Pero él lo negó delante de todos ellos, diciendo: No sé de qué hablas. Cuando salió al portal, lo vio otra sirvienta y dijo a los que estaban allí: Este estaba con Jesús el nazareno. Y otra vez lo negó con juramento: ¡Yo no conozco a ese hombre! Y un poco después se acercaron los que estaban allí; y dijeron a Pedro: Seguro que tú también eres uno de ellos; porque aun tu manera de hablar te descubre. Entonces él comenzó a maldecir y a jurar: ¡Yo no conozco a ese hombre! Y al instante un gallo cantó. Y Pedro se acordó de lo que Jesús había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente. Mt 26:69-75

Miramos que Pedro tuvo una degradación en su manera de hablar; él ya había aprendido a hablar como Jesús, pero en el momento del temor su hablar cambió:

• Lo negó: diciendo no saber de lo que se hablaba.

• Juró en su contra: dijo claramente no conocerlo.

• Maldijo: diciendo vulgaridades nuevamente aseveró no conocerlo.

Cualquier situación de temor puede cambiar nuestra manera de hablar, de bien a mal; debemos dominar esto, ya que eso nos lleva a salirnos del sistema del reino del Padre.

Vemos que tanta es la misericordia de nuestro Padre que mandó un gallo a cantar cuando Pedro se sale del sistema; igual lo hará con nosotros, enviará cualquier instrumento para avisarnos que estamos por salir de su sistema para hacernos volver a Él.

Apóstol Alex González

Recientemente:

SOLTANDO LA VARA SOLTANDO LA VARA
Estudio Apostólico: "Soltando la Vara"

PARÁBOLAS DEL REINO PARÁBOLAS DEL REINO
Estudio Apostólico: “PARÁBOLAS DEL REINO”

Anteriores:

LA NATURALEZA DE ZAQUEO LA NATURALEZA DE ZAQUEO
Estudio Apostólico: “LA NATURALEZA DE ZAQUEO”

RECUPERANDO LO PERDIDO RECUPERANDO LO PERDIDO
Estudio Apostólico “RECUPERANDO LO PERDIDO”

Regresar


 

Sin Apóstoles no hay misterios revelados...

Apóstol Alex González